LOS LIRIOS DEL CAMPO Y LAS AVES DEL CIELO

LOS LIRIOS DEL CAMPO Y LAS AVES DEL CIELO

LOS LIRIOS DEL CAMPO Y LAS AVES DEL CIELO
(LILIEN PAA MARKEN OG FUGLEN UNDER HIMLEN)

La artista Sandra Rengifo (Bogotá, 1979) ganó en 2015 la beca ofrecida por la feria ARTBO dirigida a los artistas participantes en la sección Artecámara. El premio  consistió en un taller por un año en FLORA -espacio independiente de arte en Bogotá- acompañado de un programa de estudios independientes, ligado a la práctica de taller, llamado Escuela FLORA, además de la presente exposición, que se realiza en el marco de ARTBO 2016.

Durante la residencia en FLORA, Sandra Rengifo desarrolló un proyecto en torno a sus obsesiones: el pensamiento del filósofo Seren Kierkegaard; algunos rasgos naturales y culturales de Dinamarca, patria del gran pensador, en relación con la realidad campesina en
Colombia; la escena rock de este país nórdico en diálogo con los sonidos propios de la música llanera, y la práctica de la esgrima interpretada como un combate con la potencia de la naturaleza.

La exposición en la Cámara de Comercio de Bogotá está conformada por varias escenas que se van encadenando en el espacio, proponiendo un recorrido y una dramaturgia.

Cabe anotar que Rengifo ha trabajado en la producciónde cine y televisión, por lo que está familiarizada con sus lenguajes narrativos y con su parafernalia escénica, que acá se convierte en propuesta museográfica.
La muestra se inicia con un conjunto de pinturas -algunas de gran tamaño, casi como fondos escenográficos; otras pequeñas, como notas de pie de página de las anteriores-. Los personajes que aparecen en las imágenes son trabajadores del campo, con la cara
cubierta, que se enfrentan a la naturaleza y laboran la tierra como una manifestación de fe, «una pasión que empieza donde la razón termina».

En la salita anexa se presenta un video en circuito cerrado que muestra un nido de estorninos negros, que el espectador perspicaz descubre como escultura en una esquina del recinto. El video, en tiempo real, propone una espera que nunca tiene desenlace.

En la segunda sala se presenta una película en tres canales simultáneos, que se desarrolla en varios capítulos. El primero, titulado Sort so/ (sol negro), establece el territorio y el tono general de la película; muestra dos juglares contemporáneos cantando una canción
típica de los llanos de Arauca. El segundo, Lirios del campo, presenta imágenes de carteros de caña en Boyacá y otras situaciones inquietantes en los Llanos Orientales colombianos, como un duelo incesante con la naturaleza, acompañadas con la música del grupo bogotano Mugre. El tercer capítulo, Las aves del cielo, muestra el paisaje de Monterrey, Casa na re, lugar donde
campeó el paramilitarismo y en donde aún se percibe una violencia latente. El cuarto capítulo, El Secreto, referencia el mito nórdico de la Doncella de Metellil -evocado por Kierkegaard en Diario de un seductor-, una mujer que tocó el arpa con tanta pasión que brotó leche de sus pechos. Como transición entre cada escena aparecen imágenes que recrean el fenómeno de belleza
sublime conocido como Sort so/: bandadas de estorninos que danzan en el cielo en formas fluidas que, por momentos, ocultan la luz del sol.

El quinto y último capítulo, titulado Ordet (la palabra),teje diferentes historias e imágenes que ya se han anunciado. Los audios de los diálogos de la película Ordet, de Dreyer, crean una atmósfera en donde se cruzan los diferentes tiempos de la narración. El punto culminante de
esta compleja trama es el momento del milagro de dos cuerpos: uno cancelado, del que brota leche, y otro que pierde simbólicamente la cabeza, pero no la fe.

Un último Sort So/ aparece ahora entre Arauca (Colombia) y el Amparo (Venezuela), justo en la frontera, este atardecer contenido se custodia con las tonadas de Song for Cyclops (Canción para cíclopes), compuesta especialmente por el músico y productor danés Rune Borup.
El trabajo de Rengifo se adentra, con cierta angustia, en las incertidumbres de la creación artística, y las convierte en obras de gran convicción visual; como afirma Kierkegaard, «obra de tal modo que tus dudas puedan servir como leyes universales».

José Roca, director artfstlco FLORA ars+natura

LOS LIRIOS DEL CAMPO Y LAS AVES DEL CIELO

Siéntase Orgulloso de ser parte de nuestra Base de Datos